El Gobierno cede los datos de millones de trabajadores para investigación científica

Noticia:

El Gobierno ha puesto a disposición de científicos e investigadores la información laboral de millones de trabajadores. En colaboración con la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), la Seguridad Social ha desarrollado el ‘Panel de datos de Empresas-Trabajadores’, una potente herramienta que aúna los datos de las compañías que operan en España y la vida laboral de sus empleados, orientada a la investigación y análisis del mercado de trabajo. Con esta mega base de datos se pretende, entre otras cuestiones, poner a disposición de los expertos toda la información disponible sobre los trabajadores y su paso por las empresas para explorar soluciones óptimas para el vapuleado sistema de las pensiones públicas.

La información estadística de 50.000 Códigos de Cuenta de Cotización (los códigos numéricos que la Tesorería General de la Seguridad Social asigna a los empresarios y demás sujetos responsables del pago de cuotas al Sistema) y la vida laboral de 1,4 millones de trabajadores en el periodo 2013 a 2016 estarán a partir de ahora disponibles para los investigadores que la soliciten. El panel se pretende ampliar en ediciones sucesivas, aglutinando los datos de millones de trabajadores en un futuro próximo.

De acuerdo con el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, “esta muestra aporta una amplia información estadística longitudinal (alrededor de 34 millones de registros de cotización por año), para tratar de cubrir una importante laguna del sistema estadístico en esta materia y mejorar los análisis científicos”. En las próximas ediciones se pretende complementar con los datos del Padrón Continuo Municipal del Instituto Nacional de Estadística o las retenciones e ingresos a cuenta del IRPF (modelo 190) de la Agencia Tributaria.

En concreto, el PET recoge información de todas las personas que hayan trabajado (dadas de alta en el Régimen General de la Seguridad Social) en una muestra de empresas en algún momento durante un período de cuatro años (en esta primera edición, de 2013 a 2016). Es decir, “el requisito para que una persona esté incluida, con todo su historial laboral desde el inicio de su vida laboral hasta el momento de la extracción, es haber trabajado en algunos de los centros de trabajo incluidos en la muestra. Por lo tanto, también tenemos información sobre la vida laboral anterior y posterior a su paso por la empresa”, explica el investigador asociado de Fedea Florentino Felgueroso.

La compleja herramienta fue presentada esta semana en ‘petit comité’ por los directores generales de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) y de Ordenación de la Seguridad Social, Javier Aibar y Borja Suárez, respectivamente, ante un nutrido grupo de investigadores del ámbito universitario, representantes de los agentes sociales, responsables del Banco de España y de la administración pública como el Ministerio de Economía y Empresa.

¿Y la protección de datos?

Su configuración ha supuesto más de cinco años de trabajo. Tal y como explica Felgueroso, se trata de una base de datos con “información sensible”, por lo que durante todo este tiempo se ha enfrentado a problemas de índole técnico originados tanto por la construcción de la muestra como por el dictamen de la Agencia de Protección de Datos, que finalmente ha dado su visto bueno. 

Dada la confidencialidad de los datos que se manejan en esta novedosa herramienta, el PET ha tenido que ser “convenientemente anonimizado” y solo tendrán acceso a esta fuente de información quienes puedan demostrar que se dedican a la investigación. Felgueroso matiza que los datos no contienen ningún tipo de identificación (ni nombres, ni apellidos, ni números de identificación fiscal…) de manera que ni los trabajadores ni las empresas son identificables. 

Es, por tanto, un mecanismo similar al empleado por el INE para analizar la movilidad de los españoles durante una semana a través de sus teléfonos móviles. Durante cuatro días laborables, del 18 al 21 de noviembre; este domingo 24, el festivo del 25 de diciembre, y dos días de verano, el 20 de julio y el 15 de agosto, el organismo público está siguiendo los movimientos de millones de terminales, pero lo que recibe son datos completamente anónimos, es decir, posiciones agregadas de los móviles, pero sin determinar los titulares de las líneas.

“El Panel está destinado a científicos e investigadores como marco de muestras óptimo para el desarrollo de encuestas y diseños más informados y, por tanto, más eficientes del mercado laboral español”, afirma el Ministerio de Trabajo, que incide en que esta base de datos no tendrá carácter público. Habrá que esperar, por tanto, a que los profesionales, investigadores sociales, en especial los que se dedican a la Economía Laboral, analicen la información y desarrollen sus estudios.

“Esperábamos este panel como agua de mayo”, comenta Felgueroso, quien augura una oleada de ‘papers’ en el primer semestre de 2020. ¿Qué cuestiones se pueden estudiar? Por ejemplo, el historial de los trabajadores en el momento de la jubilación, la temporalidad del mercado de trabajo, la composición de las plantillas por antigüedad o por procedencia de los trabajadores, los salarios (incluidas las diferencias por niveles de cualificación o la brecha de género), la movilidad laboral dentro de una empresa y hacia otras…

En definitiva, el PET permitirá a científicos e investigadores desarrollar estudios meticulosos sobre cuestiones clave para el análisis del mercado de trabajo. Y mejorar, en base a los resultados, el diseño de las políticas públicas. Países como Alemania, Francia, Italia o Reino Unido ya disponen de bases de datos similares. Se espera, por tanto, “un salto tanto cualitativo como cuantitativo en la investigación social en España, especialmente en la Economía Laboral”, apunta Felgueroso. 

A la espera de estos estudios en profundidad, la patronal y los sindicatos se han apresurado a solicitar la información al Ministerio de Trabajo. Es una base de datos a su parecer interesante, a la que quieren tener acceso. La CEOE ya lo ha reclamado, así como CCOO, que espera el visto bueno en breve. UGT, por su parte, asegura que no tendría servidores suficientes para albergar toda la información, por lo que de momento se limitarán a atender a las conclusiones de los estudios que se vayan realizando. 

Te puede interesar ...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de