Un trastorno depresivo grave con síntomas psicóticos es constitutivo de incapacidad permanente absoluta

Noticia:

Se estima el recurso de suplicación interpuesto y se declara al recurrente en situación de incapacidad permanente absoluta derivada de accidente de trabajo, por agravación de la total que tenía reconocida por la misma contingencia.

Afirma la Sala que la revisión por agravación de una incapacidad permanente exige siempre un juicio comparativo entre dos situaciones patológicas: la que determinó el reconocimiento del grado que se pretende revisar y la existente en la actualidad, para valorar si se ha producido una trascendente variación del cuadro de dolencias que, por sus consecuencias impeditivas, justifique el reconocimiento de un mayor grado de incapacidad. En el caso enjuiciado, partiendo de la patología psíquica reconocida por el propio EVI, resulta forzoso concluir que se está ante una agravación de la que tuvo su origen en el accidente de trabajo sufrido por el actor y que tal agravación tiene la suficiente entidad y transcendencia funcional como para impedirle el desempeño de cualquier profesión u oficio con un mínimo de regularidad, atención, dedicación y eficacia. Se concluye que, como ha declarado la Sala de lo Social de TS, las lesiones psíquicas son constitutivas de incapacidad permanente absoluta cuando el cuadro es grave, persistente y progresivo, circunstancias que concurren en el caso.

Te puede interesar ...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de