“Parece que el Gobierno va a lo fácil y al maquillaje con las pensiones”

Noticia:

El sistema público de pensiones entra en una legislatura crucial donde parece que la reforma del sistema podría ver la luz después de cuatro años enredada en el Pacto de Toldo. Enrique Devesa, profesor en la Universidad de Valencia y miembro del Instituto Polibienestar y de IVIE, es además uno de los miembros del comité de expertos que participó en la regforma del pensiones del 2013 y uno de los artífices del factor de sostenibilidad.

¿Cómo valora que el Gobierno haya tomado la senda de revalorizar las pensiones con el IPC y su intención de prolongarlo en el tiempo?

Es una solución fácil porque es lo que exigen los pensionistas y lo más sencillo de aplicar, y no enfrentarse a 9 millones de personas que saldrían a protestar. En los números que hemos visto, a corto plazo el efecto no sería visible -aunque ya tenemos un déficit contributivo de 20.000 millones-, pero dentro de 30 años pasaríamos del 1,6% actual al 5%. Habría que contrarrestarlo con superávit en otras partes de la administración y es difícil que podamos llegar a un saldo cero en el conjunto de las administraciones y porque una parte importante del déficit va a estar en la Seguridad Social.

En este sentido, ¿ves posible la intención del ministro José Luis Escrivá de cerrar el déficit del sistema en esta legislatura?

Lo veo muy difícil porque todas las previsiones apuntan a que como mucho se podría llegar a mantener el actual nivel de déficit o reducirse muy ligeramente. Lo que planteaba el actual ministro en algunos estudios cuando estaba en la AIReF era que parte de los gastos los asumiera el Estado y que se pagaran con impuestos como el de funcionamiento del Sistema o el déficit de algunos regímenes especiales. Pero todo eso sería simplemente cambiar de dónde pago: en lugar de pagar de los presupuestos de la Seguridad Social, lo pago de los presupuestos del Estado y, en definitiva, en el consolidado del sistema el resultado sería el mismo. Solo se maquillaría el resultado de la Seguridad Social.

Por lo tanto, ¿hacia donde deberían ir dirigidas las medidas para paliar el desequilibrio del Sistema?

Por la parte de ingresos es muy difícil porque estos, en relación al PIB, se mantienen en una línea constante alrededor del 10% y esto no cambia mucho. Pero los gastos sobre el nivel del PIB sí han ido aumentando de forma constante desde el año 1990 y el problema es que va a seguir por la misma senda. La solución sería introducir algún mecanismo de ajuste, acabar de implantar la reforma de 2011 como está pactado y que la reforma de 2013 vuelva a aplicarse. Por un lado el factor de sostenibilidad y por otro el índice de revalorización de las pensiones (IRP) que haría que, de manera automática, fuésemos a una senda de ajuste entre ingresos y gastos. Pero eso supone que los pensionistas pongan una parte, pagándolo con una revalorización de las pensiones por debajo del IPC y una pérdida de poder adquisitivo. Así, los pensionistas tendrían que colaborar y otra parte se podría hacer con un incremento de impuestos y otra a través de una medida de fomento de las afiliaciones. Aunque sabemos que eso supone, a futuro, que habrá que pagar más prestaciones.

¿Cómo puede afectar la subida del SMI a las futuras pensiones de los trabajadores del mundo rural?

Habría que estudiarlo por colectivos pero que en algunas comunidades algunas comunidades haya un desequilibrio entre los cotizantes y los pensionistas no es problema por que las prestaciones se pagan con la caja única y no afectaría. El problema es que la subida del año pasado del 22% ha provocado que se produzca una disminución del número de personas que están contratadas en el campo y como empleados del hogar, principalmente, y eso va a hacer que si se mantiene durante el tiempo incida en un pensión más baja.

Sobre la demanda del País Vasco de la transferencia de la gestión de la Seguridad Social que se está negociando con el Gobierno, ¿cree que sería técnicamente posible? ¿Sería un sistema viable?

De momento hay que esperar a ver la hoja de ruta que se le va a ofrecer al País Vasco pero parece que de lo único que se van a encargar es de la gestión económica de la Seguridad Social. Es decir, del pago de las prestaciones y de la recaudación de las cotizaciones por lo que parece. De ir a una caja especial a parte para el País Vasco, sería un salto cualitativo y cuantitativo importante. Con los datos que tenemos respecto a comunidades autónomas el País Vasco actualmente tiene un déficit de entorno al 2% de su PIB, incluso por encima de la media del conjunto de España. Además, con una población bastante envejecida por lo que es probable que ese déficit siguiera aumentando. Creo que al País Vasco y a casi ninguna comunidad autónoma le interesaría de momento que le transfirieran las pensiones y en el futuro puede que aún fuera más difícil que lo aceptaran por el gran desembolso que tendrían que hacer.

0 0 vote
Article Rating

Te puede interesar ...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Suscribirme
Notificarme de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¡Únete al debate! Ver comentariosx
()
x