¡ ME HA BAJADO LA PENSIÓN !

Ante el alud de preguntas sobre la misma cuestión, puede ser interés recordar algunas precisiones (¡O.J.O. que es una “charla”!):

1.- La pensión de la SS sigue siendo a efectos del IRPF un “rendimiento del trabajo” (“diferido” si se quiere) igual que las retribuciones que se reciben mientras se está en activo.

2.- La actualización anual de las pensiones es en la cuantía BRUTA (antes de retenciones)

3.- Dichas retenciones están en función de los ingresos anuales (con excepción de las Haciendas Forales que “hilan más fino” también en esta cuestión) y por ello si a la pensión se accedió a “año empezado” las retenciones aplicadas en los meses de ese primer año serán en general menor que la aplicada desde principio del nuevo año fiscal pues se puede producir un “salto” del tramo de ingresos en que se aplica el impuesto, y por lo tanto las propias retenciones a cuenta del mismo. En cualquier caso en la Declaración Anual del IRPF se consolidarán o no dichas retenciones teniendo en cuenta otros posibles ingresos y se “devolverán” en parte o no. Recordar que aunque NO exista obligación de hacer la Declaración Anual en muchos casos es conveniente hacerla pues sale “a devolver”

4.- NOTA PREVIA: Aunque algunas de las cifras concretas siguientes pueden haber quedado obsoletas y habrá que actualizarlas en cada año fiscal lo expuesto parece que probablemente no variará en su concepto..

Con carácter general, las retribuciones del trabajo se minoran con las cotizaciones a la Seguridad Social y con 2.000 € como gasto deducible. Existe además un mínimo personal exento de tributación que está fijado en 5.550 € a partir del cual inciden las circunstancias personales y familiares. Estos 5.550 € exentos se incrementan en 1.150 € cuando el contribuyente tiene más de 65 años, y en 1.400 € para los mayores de 75 años En consecuencia, lo determinante NO es que se produzca un paso de trabajador activo a pensionista, sino que se produzca un simple cambio de edad.

5.- Además el sistema de cálculo de las retenciones de IRPF que aplica la AEAT Tributaria tiene establecida para los pensionistas una reducción por obtención de rendimientos del trabajo de 600 €. Esto no significa que por ser pensionista se pagan 600 € menos de IRPF pues no es más que un procedimiento de precálculo que la AEAT utiliza para sustituir a los gastos que los trabajadores en activo se deducen como cotizaciones a la Seguridad Social. Por ejemplo, en una nómina media de 25.000 €/año x 6,35% = 1.625 € deducidos como trabajador frente a 600 € como pensionista, y por supuesto a menor deducción mayor tributación. Si ,al jubilarse, se conservara el mismo tramo de renta que se tenía en activo de este precálculo se desprende que se pasan a tributar en torno a par de puntos más de IRPF como nuevo pensionista.

Enlace al simulador de retenciones 2019 de la AEAT

AQUÍ PUEDES DESCARGARTE LA FICHA COMPLETA

Descarga la ficha en PDF

y sin marcas de agua

3
Deja tu comentario

avatar
1 Conversaciones
2 Respuestas
1 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Conversación más activa
2 Comment authors
JIHGAvatar Autores recientes
  Suscribirme  
Recientes Antiguos Más Votado
Notificarme de
Avatar
Invitado
Pepe

Muy interesante. Gracias por publicarlo.
No hay ningún enlace activo para “Descargar” el PDF (Ficha completa).