LOS JUBILADOS QUE TENGAN UNA ACTIVIDAD POR CUENTA PROPIA DEBEN COMUNICARLO A LA SEGURIDAD SOCIAL AUNQUE NO TENGAN QUE COTIZAR

Sólo cotizan en el caso de que los ingresos superen el SMI.

Inspecciones aleatorias en mercadillos rurales han puesto de manifiesto que usualmente no se comunicaba a la SS esta actividad pese a que así lo marca la ley

 

Los pequeños agricultores y artesanos jubilados que vendan sus productos en puestos de mercados tradicionales tienen que comunicar a la Seguridad Social su actividad aunque no estén obligados a cotizar por ello, lo que sólo es necesario en el caso de que los ingresos que perciban de la venta de estos productos supere el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Esta es la única forma de que puedan mantener esta actividad y compaginarla con la pensión sin arriesgarse a estar penalizados con multas en el caso de una inspección.

 

La mayoría de estos pequeños agricultores y artesanos pensionistas daban por sentado que si no superaban el SMI podían vender en los mercados sin problemas, pero inspecciones de Trabajo en esos mercados se saldaron con varios pensionistas con amenaza de multa por no tener los papeles en regla. Algunas de estas multas, de hasta 6.000 euros, se han materializado, pero la mayoría se han retirado después de que los amonestados regularizaran su situación ante la Seguridad Social.

 

Vender los productos en el mercado se considera una actividad económica y, por lo tanto, las personas que realizan esta actividad deben estar cotizando a la Seguridad Social. En el caso de los pensionistas, se entiende que deben cotizar si los ingresos que se obtengan de esta actividad superan el SMI pues en tal caso deben pasar a lo que se denomina “jubilación activa”, que supone usualmente una reducción de la pensión del 50% y pagar un cotización mínima.

 

La ley es igual para todos los trabajadores incluidos los pequeños agricultores y artesanos, es decir, no es que haya una actividad específica de la Inspección ‘contra’ los agricultores y artesanos jubilados, pues la inspección tiene que actuar para detectar las irregularidades y recuerdan, e insisten en que los que quieran vender en los mercados deben comunicar a la Seguridad Social que van a realizar esta actividad por la que van a tener unos ingresos.

 

Esta es una legislación que está en vigor desde hace años, pero el hecho de que vender en los mercados algunos productos de sus huertas se considerara por muchos agricultores como una “ayuda a la familia” ha propiciado que se haya mantenido en cierta medida oculto a la Seguridad Social. Lo mismo que el hecho de que en los puestos estén familiares de los pequeños agricultores “ayudando de forma puntual” también tienen la obligación de estar dados de alta en la Seguridad Social

 

Lo cierto es que pocos serán los agricultores y artesanos que lleguen al SMI y tengan que cotizar por los productos que vendan, pero el hecho de tener que comunicar la actividad despierta recelos en muchos. Hay que tener en cuenta que este hecho, la comunicación a la Seguridad Social hace oficial una actividad hasta ahora oculta.

ENLACE A LA COMUNICACIÓN A LA SS

6-067-1 (seg-social.gob.es)

Deja un comentario