¿LAS VERDADES DEL BARQUERO? 1 Manifestaciones de los jubilados: Quieren más dinero para mantener su poder adquisitivo.

Los trabajadores, en particular los del sector privado, también querrían eso, pero en los últimos años su salario ha caído más de un 10%. Los mileuristas también desearían más salario, pero tienen que conformarse con un misero sueldo.

ALGUNOS NÚMEROS GORDOS

Sigue habiendo más de 3 millones de trabajadores en paro. De ellos 1 millón reciben la prestación contributiva de desempleo (“el paro”) cuya cuantía está entre los 1.400 €/mes y los 500 €/mes en función fundamentalmente de las cotizaciones previas y de los hijos que se tengan. También hay 1 millón de trabajadores que reciben un subsidio de desempleo de 430 €/mes cuando se les termina “el paro”. Por lo tanto “queda” otro millón de desempleados sin ninguna prestación o ayuda económica. También estos colectivos querrían recibir unas prestaciones económicas más elevadas. El coste de las prestaciones y subsidios de desempleo supera los 1.500 millones €/mes.

Además del casi ¡¡¡1 millón de pensionistas de Incapacidad Permanente!!!, con una pensión media de 980 €/paga (14 pagas al año) y con un coste de casi 1.000 millones €/mes, mensualmente se abonan más de 6 millones de pensiones de jubilación, con un gasto de casi 8.500 millones €/mes y una pensión media de prácticamente 1.400 €/paga (14 pagas al año). A ello hay que sumar casi 2,4 millones de pensiones de viudedad con una pensión media de más de 700 €/paga (también 14 pagas al año) y un coste de 1.700 millones €/mes.

Hasta ahora el sistema español de pensiones públicas ha sido bastante generoso con sus jubilados, véase por ejemplo el complemento a mínimos que reciben más de 1 millón de jubilados por haber aportado muy poco al Sistema (pocos años y/o por cotizaciones mínimas -voluntariamente en su mayoría-) y con un coste superior a los 7.000 millones €/año a cargo de los PGE. La tasa de reposición (relación pensión/último sueldo) al jubilarse en España es supone casi el 80% (la media de los países de la UE no llega al 60%). Además hay concedidas más de 450.000 Pensiones No Contributivas (de Invalidez y Vejez) con un gasto de más de 2.100 millones €/año también a cargo de los PGE.

Los ingresos por cotizaciones rondan los 115.000 millones €/año y los compromisos de pago del Sistema suman casi 150.000 millones €/año. ¡Si esto no es una quiebra del Sistema en toda la regla, se le parece mucho!

Aunque a fecha de hoy hay 2,3 afiliados en alta por cada pensionista, la Seguridad Social no recauda lo suficiente debido fundamentalmente a la caída de los salarios y sus cotizaciones y ya no existe en la práctica la “hucha de las pensiones” (FRSS) agotada para pagar las 2 pagas extras anuales de las pensiones en la última crisis. Ahora la SS se apoya en préstamos del Estado (fundamentalmente para hacer frente a las 2 pagas extras) que terminará recayendo de una u otra forma fundamentalmente, aunque no sólo, sobre los trabajadores en activo. Y además el importe de las pensiones no para de crecer ya que cada vez el número de pensionistas es mayor y con pensiones más altas (la pensión de los nuevos jubilados es cada vez mayor).

Hace un año Carlos Solchaga tuvo el valor de decir que los pensionistas que protestan y piden una pensión más elevada “no tienen razón” pues “ninguno de ellos ha pagado ni la mitad de lo que perciben” porque de media las cotizaciones de toda una vida laboral se agotan en unos 12 años, y desde ese momento hasta su fallecimiento (con una esperanza de vida media de más de 83 años) los pensionistas comienzan a recibir más de lo aportado.

¿Y ENTONCES, QUÉ?

Los jubilados (como el resto de los ciudadanos) tienen Sanidad Pública gratuita y además medicamentos subvencionados. Suelen tener ahorros y en la mayoría de los casos sus viviendas en propiedad ya sin hipoteca. El Imserso les facilitan vacaciones a precio de saldo y disfrutan de ayudas para transporte, para luz, para teléfono, para residencias, …

En las condiciones actuales el sistema de pensiones español es insostenible. Desde hace años se le añaden pequeñas reformas para “ir tirando” y algunas de ellas pasan a “hibernación” (véase el IRP y el FEI) por cuestiones cortoplacistas espurias y electoralistas pues no hay que olvidar que los jubilados son prácticamente el 20% del cuerpo electoral

Basta de sangrar a los TRABAJADORES actuales. Denles un respiro ya que, además de pagar las pensiones actuales en nuestro sistema de reparto, tendrán que conformarse inexorablemente con una pensión muy inferior a la de los actuales jubilados y además deben sacar adelante a su familia. Si pensamos en los trabajadores de menos de 40 años vemos que tienen sueldos bajos, no tienen casa o la están pagando, etc. etc. ¿Como podemos quitarles dinero para dárselo a los que tienen más que ellos? ¿Dónde está la solidaridad intergeneracional de nuestro Sistema Público de Pensiones?

¿Los jubilados quieren sangrar a sus propios hijos?

¿De dónde, si no, creen que sale el dinero de sus pensiones en un sistema de reparto?

Y, lo peor, los políticos lo consienten por pura cobardía y NO “ponen el cascabel al gato”

AQUÍ PUEDES DESCARGARTE LA FICHA COMPLETA

Descarga la ficha en PDF

2
Deja tu comentario

avatar
1 Conversaciones
1 Respuestas
1 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Conversación más activa
2 Comment authors
JIHGAvatar Autores recientes
  Suscribirme  
Recientes Antiguos Más Votado
Notificarme de
Avatar
Invitado
Carlos Corraliza

Si queremos unir un país, echando a una parte de la ciudadanía contra la otra, este artículo lo ha e de pu.. MADRE, mientras, los que menos aportan, porcentual ente, se hacen cada vez más ricos. Claro, este último grupo, no se consideran dentro de los dos primeros sino, que son los responsables mayores de la supuesta situación. Dentro de otras cosas, los pensionistas, reciben lo que han trabajado a lo largo de su vida, o así los políticos de ahora que, se es edén en prebendas para ellos y sus acólitos, adas de otros grupos (privilegiados?) qué comienzan a recibir, MUCHO antes de la edad de juvilacion y, de estos últimos, el artículo no dice nada. Salud.