Las Incapacidades Permanentes: la continua batalla entre los Tribunales Médicos y los Tribunales de Justicia.

El Equipo de Valoración de Incapacidad (E.V.I) o como se le llama más coloquialmente, el Tribunal Médico, es un organismo del Instituto Nacional de la Seguridad Social, que se encarga de evaluar las solicitudes de incapacidades laborales.

El E.V.I está compuesto de médico inspectores, facultativos, inspectores de trabajo, inspectores de la seguridad social y otros funcionarios; y su función es esencialmente evaluar cualquier posible caso de Incapacidad Laboral independientemente del grado, así como las revisiones.

Así pues, el E.V.I es una de las piezas de la Seguridad Social encargadas de garantizar que ninguna persona se quede en un estado de desamparopor lesiones, enfermedades o accidentes si no puede ejercer tanto su actividad profesional previa, como otra distinta o ninguna.

Según datos estadísticos facilitados por el Ministerio de Trabajo, los Equipos de Valoración de Incapacidades (EVIs) rechazaron más del 50% de las solicitudes de Incapacidades Permanentes (IP) en 2017, el último año completo cerrado. Esta denegación puede ser recurrida en los tribunales y, en primera instancia, se revocan entre un 30% y 40%”de las incapacidades injustificadamente rechazadas por la Seguridad Social. Incluso otro 10% de casos son corregidos en segunda instancia, en los Tribunales Superiores de Justicia (autonómicos).

Ver: ME DENIEGAN LA PENSIÓN DE INCAPACIDAD PERMANENTE, ¿QUÉ PUEDO HACER?

A título de ejemplo expones un caso reciente.

La trabajadora tenía concedida en septiembre de 2017 una Incapacidad Permanente Total por la limitación funcional que le causaba una artritis psoriásicaen sus manos.

En 2018, se le comunicó el inicio de un expediente de revisión tras lo quese decidió mantener su grado de invalidez total -concedido un año antes-, debido a que no había cambios en su estado de salud.

En la siguiente revisión, en marzo de 2019, la Seguridad Social resolvió que la trabajadora “no se encuentra en la actualidad en ningún grado de incapacidad permanente, debiendo dejar de percibir la pensión a partir del día siguiente a la fecha de esta resolución”, ante lo cual la trabajadora interpuso una reclamación previa por vía administrativa, que sin embargo se desestimó enseguida.

Sorprendentemente, en la última revisión de la SGAM (Tribunal Médico) -tras la cual la trabajadora perdió su incapacidad total- se constató que había presencia de artritis psoriásica, que afectaba sobre todo al tercer dedo de la mano, impidiéndole realizar el gesto de cerrarla. Y se añadía que continuaba la limitación funcional, junto a un trastorno de depresión y ansiedad. El dictamen era, por tanto, similar -e incluso más grave- al que la llevó a obtener la incapacidad total en 2017.

Ante esta situación se presentó demanda en la sala de social y en el juicio, el letrado representante de la trabajadora presentó las debidas pruebas documentales, confirmando las afecciones y síntomas invalidantes que ya había señalado la SGAM.

El juez argumentó que “la actora tiene limitación a la bimanualidad, incompatible con la profesión habitual de camarera, pudiendo desempeñar una profesión habitual sedentaria, por las lesiones físicas” y se condenaba al INSS a reponer  la pensión de incapacidad total y abonar todos los atrasos no percibidos.

Enlace a la sentencia

AQUÍ PUEDES DESCARGARTE LA FICHA COMPLETA

Descarga la ficha en PDF

4 comentarios en «Las Incapacidades Permanentes: la continua batalla entre los Tribunales Médicos y los Tribunales de Justicia.»

  1. Incapacidad permanente inreversible con certificados oficiLes medicos y expecialistas que me avalan a solicitarla por los tribunales competentes

    Responder
        • NO, el juzgado de lo social entenderá sobre las cuestiones que versan en la demanda, que supongo trata sobre una incapacidad laboral, que son las de su competencia. Si el juez considera que puede haber habido una negligencia profesional podrá indicarlo en la sentencia para, en base a ello, presentar una demanda correspondiente usualmente en el juzgado de lo penal

          Responder

Deja un comentario