Informe de CCOO. Las empresas se ahorran 11.500 millones por no pagar las extra a los trabajadores

Noticia:

Algo más de 11.500 millones de euros. Es lo que se ahorran los empresarios cada año por no pagar las horas extraordinarias a sus trabajadores. Así lo denuncia el sindicato CCOO en un informe sobre la prolongación no retribuida de la jornada laboral que toma como referencia el cruce de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) y de la estimación del coste medio de la hora trabajada en España, ambos elaborados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Más de un millón de asalariados (en concreto, 1.046.000) trabajan a tiempo completo con una jornada superior a la pactada. Suponen un 8% del total de la población asalariada y, de media, cada uno de ellos alarga su jornada laboral unas 10 horas y media a la semana. Son 11 millones de horas por semana que son trabajadas más allá de las estipuladas por contrato y que no son retribuidas. 

¿En qué se traducen estos 11 millones de horas? Equivalen a nada menos que 276.000 puestos de trabajo a jornada completa de 40 horas semanales y, en base al coste medio de la hora trabajada, CCOO estima un coste laboral anual de 11.510 millones de euros que se ahorran las empresas. Es más, imputando el coste laboral real a cada una de las actividades la cifra se eleva hasta 11.828 millones de euros.

¿Y cuál es el perfil del trabajador que ‘echa horas’ que no le pagan? Según los datos de la EPA analizados por CCOO, en 2018 hasta 781.000 asalariados hicieron horas extraordinarias, 405.000 realizaron extras pagadas y 322.000, no pagadas. Por ramas de actividad, el alargamiento de jornada no se da únicamente en sectores como la hostelería y el comercio, como se puede intuir, sino también en profesiones de nivel técnico, empresas de servicios financieros, gerentes… El perfil tipo en el 75% de los casos es un hombre de entre 30 y 49 años de edad, con contrato indefinido en el sector servicios o en ocupaciones técnicas.

El propio Unai Sordo, secretario general del sindicato, ha presentado estos datos en una rueda de prensa en la que ha asegurado que la prolongación no retribuida de la jornada laboral es «una de las formas más graves de precariedad y de fraude a la Seguridad Social» y «justifica por sí sola la obligatoriedad del registro de jornada en todas y cada una de las empresas, como se ha decretado recientemente». 

Sordo ha realizado una defensa acérrima del control de jornada obligatorio en las empresas que aprobó recientemente el Gobierno de Pedro Sánchez y no ha dudado en cargar contra aquellos que critican la medida, especialmente contra el presidente de la patronal, Antonio Garamendi. «Se ha dicho que se trata de un sistema obsoleto, anacrónico, decimonónico… y que incluso iba a perjudicar a los trabajadores, con un epílogo un tanto estrambótico por parte del responsable de la CEOE, diciendo que muchos empresarios se están enterando ahora de que los trabajadores les deben tiempo de trabajo, y eso no es así», ha zanjado.

En la misma línea, el responsable sindical ha denunciado que «en España hay un montón de utilización de alargamientos de jornada de forma indebida y unilateral por parte del empresario» y que las críticas a esta medida parten de un error previo: «Se confunde registro con control presencial en el puesto de trabajo, y no es lo mismo», ha asegurado.

«No hay ninguna excusa para que no exista registro». Así de contundente se ha mostrado Sordo, quien ha reconocido, no obstante, la «realidad múltiple de las empresas», ya que no es lo mismo una compañía dedicada a la actividad industrial, un bufete de abogados o una empresa de logística… Con todo, ha aseverado que el registro es compatible con la jornada flexible, con la distribución pactada del tiempo de trabajo, con el teletrabajo y con las fórmulas de desconexión digital.

ACCESO AL INFORME

Te puede interesar ...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de