España roza ya los tres millones de funcionarios tras destapar Escrivá 220.000 empleos ocultos

El número de empleados públicos alcanza el récord histórico impulsado por las comunidades autónomas

El pasado 2 de enero, José Luis Escrivá se hacía cargo del ministerio responsable de gestionar todo lo relacionado con los funcionarios. Tras recoger el testigo de María Jesús Montero, los cambios no han tardado en llegar y solo dos semanas después de asumir Función Pública ha decidido poner patas arriba la estadística que mide el empleo público.

En busca de mayor transparencia, desde el departamento se han actualizado datos que llevaban casi un año y medio sin ponerse al día. Además se ha introducido una nueva metodología que dibuja con mayor claridad quienes reciben sueldos públicos. Todo esto ha permitido conocer, entre otras cosas, que en torno a 220.000 empleados públicos con trabajos precarios estuvieron ‘ocultos’ durante la era Montero. Función Pública asegura que el objetivo ahora es «proporcionar una imagen global del empleo público».

La nueva estadística, a la que ha tenido acceso THE OBJECTIVE, muestra que el número de funcionarios se situó en el primer semestre de 2023 en 2.967.578, la cifra más alta de toda la serie histórica. El dato, último disponible, es consecuencia, según el Ministerio para la Transformación Digital y la Función Pública, de los cambios metodológicos introducidos. El balance oficial ha incorporado a los efectivos con contratos de menos de seis meses y a 70.000 empleados en formación y prácticas.

Funcionarios en las comunidades

Al detalle, el Boletín Estadístico del personal al servicio de las Administraciones deja patente que un solo un año -entre junio de 2022 y el mismo mes de 2023- los efectivos públicos aumentaron en 236.461. Las comunidades, con altas tasas de temporalidad, han sido las principales responsables de este espectacular incremento. En apenas un año, las regiones han pasado de tener 1,61 millones de empleados a registrar 1,84 millones. Son 228.000 efectivos más.

Mientras, el Estado suma 12.741 y las corporaciones locales pierden 4.300 después de un repunte en el último semestre de 2022. En el Estado, han sido los ministerios, los organismos autónomos y las empresas públicas los que han disparado la contratación, con casi 9.200 efectivos más. Todas las comunidades han incrementado su plantilla y destacan las administraciones autonómicas en las que más funcionarios hay. Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña y Madrid aportan el 47% de los nuevos funcionarios autonómicos. Más de la mitad de los efectivos de las administraciones públicas desempeñan sus funciones en esas cuatro comunidades.

El importante incremento contrasta con la llegada de Mariano Rajoy al Gobierno en 2011. El desembarco del PP en Moncloa supuso un frenazo en la contratación pública, que ahora se ha revertido. Buena parte de los nuevos empleos son ‘fichajes’ de interinos por parte de las comunidades durante la pandemia para cubrir áreas como educación y sanidad. La tasa de reposición cero de Rajoy supuso una drástica disminución de efectivos públicos. Entre 2012 y 2017 la Administración estatal recortó su plantilla en cerca de 60.000 efectivos.

Novedades estadísticas

La estadística incorpora otras novedades a tener en cuenta a partir de ahora. Por primera vez se sacan del cómputo en torno a 10.000 efectivos de Justicia. El departamento que capitanea Escrivá apunta que partir de ahora «no se publicarán los datos sobre jueces, magistrados y fiscales». Asegura que por formar del Poder Judicial no deben considerarse dentro del personal de las Administraciones Públicas.

También hay cambios en los datos relativos a Universidades, que a partir de ahora se obtendrán de forma centralizada a partir del Sistema Integral de Información Universitaria (SIIU). Hasta ahora, los registros había que recopilarlos directamente de las propias universidades.

Envejecimiento y temporalidad

La estadística sigue evidenciando dos de los problemas que arrastra el sector público: el envejecimiento y la temporalidad. El Estado mantiene una plantilla muy envejecida, sobre todo en los ministerios. La mayoría de los funcionaros estatales desembarcaron en Administración en los años 80. Buena parte de ellos están a punto de jubilarse, en muchos casos sin relevo. Más del 61% del total de los efectivos de ministerios, organismos autónomos y agencias estatales tienen 50 o más años. Los menores de 40 no superan el 17%.

Mientras, las comunidades no consiguen deshacerse del lastre de la precariedad, pese a las medidas que se tratan de imponer en la Administración. Así, el personal funcionario de carrera representa aproximadamente la mitad del total de los efectivos, porcentaje que supera el 79% en el sector público estatal.

Dos tercios de los efectivos está destinado en las Administraciones autonómicas, frente al 20,3% que presta servicio en la Administración local y el 17,6% que trabaja para el sector público del Estado. El personal funcionario de carrera representa aproximadamente la mitad del total de los efectivos, porcentaje que supera el 79% en el sector público estatal.

Fuente: The Objetive España roza ya los tres millones de funcionarios tras destapar Escrivá 220.000 empleos ocultos (theobjective.com)

 

Deja un comentario