El Gobierno se gastó 3 millones en anunciar por carta a los jubilados que les subían su pensión

Las cartas no se limitan a informar y destacan el esfuerzo y compromiso del Ejecutivo por dignificar las prestaciones

El  Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, que dirige Elma Saiz, ha notificado personalmente a 10,7 millones de pensionistas la subida programada en sus prestaciones en 2024. El envió masivo de estas cartas ha supuesto un gasto de 3,17 millones de euros. El objeto ha sido notificar uno a uno cuánto supondrá un incremento del 3,8% en su pensión.

Desde 2022, la subida de las prestaciones está regulada por la ley. En 2024, las prestaciones contributivas -de la Seguridad Social y de Clases Pasivas- y las no contributivas han aumentado el mismo porcentaje que lo ha hecho la inflación media entre diciembre de 2022 y noviembre de 2023.

Esta fórmula fue establecida en la Ley 20/2021, que garantiza el poder adquisitivo de las pensiones y fue consensuada con los agentes sociales, un nuevo gasto para anunciarles suben de acuerdo con el IPC.

Campaña de pensiones

El ministerio ha justificado el desembolso extra en que los pensionistas no se encuentran incluidos en la relación de sujetos obligados a recibir notificaciones y comunicaciones por medios electrónicos. «Estos mandatos legales implican, por lo tanto, la obligación de esta Entidad de notificar el acto administrativo de revalorización de las pensiones en formato papel, salvo que los beneficiarios hayan optado por relacionarse electrónicamente con la Administración«.

El ministerio señala que el coste de la campaña de información de revalorización de las pensiones para el año 2024, en lo relativo a coste de materiales e impresión asciende a 3.171.683 de euros. La impresión y costes materiales de papel suposo un gato de 428.230 euros. Mientras, hacer llegar las cartas a través de los servicios postales representó 2.743.453 euros.

Información y propaganda

Las cartas no se limitan a informar sobre la subida y cómo afecta a la pensión de los jubilados. El mensaje de Elma Saiz sirve para transmitir a los mayores del esfuerzo del Gobierno. «Nuestro compromiso con la dignidad y bienestar de nuestros pensionistas es firme y seguimos trabajando intensamente para reforzar nuestro sistema de pensiones, con especial atención a la mejoras de las pensiones mínimas y la reducción de las brechas de género, para que nuestro país siga avanzando hacia una sociedad más inclusiva, cohesionada y justa«, señala la misiva.

La revalorización de las pensiones ha tenido un impacto muy importante en el gasto destinado a pagar las prestaciones. El desembarco del baby boom en el sistema, las mejores retribuciones y, en consecuencia, mayores pensiones y el aumento del tiempo de percepción convierten en inviable el pago de pensiones con cotizaciones a corto plazo. En paralelo, los jóvenes cada vez acceden más tarde al mercado laboral y sus sueldos son considerablemente menores que las pensiones que deben pagar.

La pensión media de jubilación alcanzó en diciembre los 1.378 euros mensuales, un 9,4% más que en el mismo mes que el año anterior. Entre las causas de este importante incremento están el desembarco en el sistema de la numerosa generación del baby boom y, principalmente, la revalorización de las prestaciones de acuerdo al IPC.

El efecto fiscal

El aumento de las nóminas de los pensionistas, que obliga a un desembolso mensual de 12.100 millones, también ha supuesto un gran incremento de las retenciones en el IRPF a los jubilados. La Agencia Tributaria considera las pensiones de jubilación como rendimientos del trabajo. Esto supone que deben seguir pagando el Impuesto de la Renta durante todo el retiro. Estas retenciones dependen de la cuantía de la pensión y de la situación personal del jubilado.

Los últimos datos de la Agencia Tributaria analizados muestran que las retenciones ligadas a pensiones crecieron en noviembre a un ritmo próximo al 19%. El 11% se debe a la masa salarial y algo más del 7% al tipo efectivo. Esto es consecuencia de la revalorización de las nóminas un 8,5% en 2023.

Retenciones de pensiones y salarios

Las retenciones del trabajo -salarios y pensiones- juegan son clave en el alza de la recaudación por el Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas. En noviembre los ingresos por retenciones del trabajo y actividades económicas crecieron un 12,4%. Entre las causas están el aumento del empleo, las subidas de los salarios y de las pensiones medias y en el tipo efectivo. Los ingresos tributarios ascendieron en noviembre 17.536 millones de euros, un 9% más que en el mismo mes de 2022.

Gasto imparable

En paralelo al aumento de la recaudación vía salarios y pensiones, la Seguridad Social afronta una factura difícil de sostener por el aluvión de nuevos jubilados, las subidas y los complementos a las pensiones. El gasto en pensiones contributivas en diciembre creció en 1.177 millones con respecto al mismo mes del año pasado.

De los 12.120,8 millones de euros que se dedicaron en diciembre a la nómina ordinaria de las pensiones contributivas, casi tres cuartas partes (el 73,1%) se destinaron al pago de las pensiones de jubilación, que sumaron un importe de 8.856 millones de euros, un 11,5% más que en diciembre del año pasado.

Fuente: The Objetive El Gobierno se gastó 3 millones en anunciar por carta a los jubilados que les subían su pensión (theobjective.com)

Deja un comentario