El dilema actual: ¿Eneas o Ubasute?

En occidente, la imagen virgiliana del antepasado troyano de Roma, Eneas, llevando a hombros a su padre y de la mano a su hijo, no es solo la imagen de la piedad familiar que vincula generaciones, sino de las capacidades sociales que hacen posible la vida cívica: el futuro que representa la infancia es a su vez el pasado del hombre adulto, así como el pasado que encarnan los ancianos es parte del futuro que tendrán que acometer una personalidad y una sociedad madura. Su olvido es el del futuro: un suicidio social.

Si somos orientales podemos hacer lo que la leyenda dice que era tradición en el antiguo Japón: “el ubasute” (ver “La balada de Narayama”), es decir, la costumbre en el pasado distante, por la que un pariente anciano se llevaba a una montaña, o algún otro lugar remoto o desolado, y se dejaba allí para morir, ya sea por la deshidratación o hambre,

¿Nosotros qué somos, y sobre todo, qué queremos ser:

occidentales u orientales, Eneas o Ubasute?

1
Deja tu comentario

avatar
1 Conversaciones
0 Respuestas
1 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Conversación más activa
1 Comment authors
JIHG Autores recientes
  Suscribirme  
Recientes Antiguos Más Votado
Notificarme de