EL AUMENTO IMPARABLE DE LA FACTURA DE LAS PENSIONES: 2.000 MILLONES MÁS EL PRIMER TRIMESTRE DE 2022

La inflación sigue elevando exponencialmente el coste de las nóminas de los pensionistas para el Estado

 

El aumento exponencial del Índice de Precios de Consumo (IPC) desde la estabilidad del mes de febrero del pasado año hasta el incremento del 6,5% interanual de diciembre obligó al Gobierno a acordar una subida de las pensiones del 2,5% para el presente ejercicio, idéntico porcentaje al que registró la inflación media entre los meses de noviembre de 2020 y 2021.

 

Las consecuencias no se han hecho esperar, la última semana del presente mes de marzo, cuando los bancos ingresen en las cuentas corrientes de los beneficiarios el importe de sus pensiones, la factura que habrá pagado el Gobierno en el primer trimestre de 2021 será 2.000 millones de euros superior a la del mismo periodo de 2021.

 

Con los datos oficiales de los dos primeros meses, las pensiones han costado 21.500 millones de euros, 1.313 millones más que en enero y febrero de 2021, lo que equivale a hablar de un incremento del 6,5%. La diferencia respecto a la subida acordada por el Gobierno radica en el mayor número de beneficiarios que se han ganado el derecho a percibir una pensión.

 

El incremento del coste de las pensiones en 2021 es el segundo más alto en los últimos diez años, sólo superado por el registrado en 2019, que supuso un aumento del 7,15% en el conjunto de los regímenes y del 7,55% en el caso del régimen general. La diferencia es que en ese año, el IPC aumentó un 0,7% y el año anterior, un 1,7%, y en 2021 la inflación media fue del 3,1%.

En los últimos diez años como media, cada año entraron en el sistema público 100.000 nuevas pensiones. La única excepción corresponde al año 2020, el año de irrupción de la pandemia, en el que apenas se añadieron a la nómina 30.000. En 2021, causaron baja en el sistema 470.000 personas y se dieron de alta 560.000. Con los últimos datos correspondientes al mes de febrero, la pensión media de jubilación con la que se incorpora un ciudadano que entra en el sistema público por vez primera es de 1.500 euros mensuales en el conjunto de los regímenes y las bajas  tenían una pensión de jubilación media de 1.100 euros mensuales. La pensión media de jubilación ha pasado de 1.184 en febrero de 2021 a 1.248 en febrero de este año.

 

En 2011, el coste mensual de todas las pensiones superó la barrera de los 7.000 millones de euros, en 2014, la de los 8.000 millones, en 2018, la de los 9.000 millones, y en enero de 2021 se rompió la de los 10.000 millones.

 

Junto al aumento incontrolado de los precios (en los dos primeros meses de 2022 ha sido de media el 6,85%, y sin tener en cuenta el “empujón” de la guerra en Ucrania), el otro problema es el número de nuevos pensionistas que entran en el sistema (unos 8.800 cada mes) y las cantidades que perciben muy superiores a las de los que causan baja.

AQUÍ PUEDES DESCARGARTE LA FICHA COMPLETA

Descarga la ficha en PDF

Deja un comentario