Dos de cada tres mujeres en España cobran una pensión mínima

En febrero había 1,44 millones de mujeres en esas condiciones, aunque en comunidades como Cataluña, Madrid, Pais Vasco y Navarra la proporción ronda el 75%

Las pensiones medias de jubilación han aumentado un 29% entre los años 2108 y 2024, es decir, durante la etapa de Pedro Sánchez al frente del Gobierno. En 2024, las pensiones han subido una media de 3,8%, en línea con el IPC de los últimos doce meses, aunque las pensiones mínimas, como todos los años anteriores, lo han hecho en un 6,9% para reducir la brecha existente.

Entre los años 2018 y 2024, la nómina mensual de las pensiones ha subido un 32,46% de acuerdo con los datos recogidos en la Secretaría de Estado de la Seguridad. En febrero de 2018, cuatro meses antes de que Pedro Sánchez accediera a la presidencia del Gobierno, las pensiones (9,7 millones entonces) costaron 9.563 millones de euros. La última nómina, la correspondiente a febrero pasado, 12.668 millones, 3.105 millones más.

La realidad sin embargo es que, a pesar del fortísimo incremento del gasto, la situación de una buena parte de los pensionistas no ha mejorado a la misma velocidad que los esfuerzos que está realizando el Estado. De acuerdo con las últimas estadísticas publicadas por el Ministerio de Seguridad Social, uno de cada cuatro pensionistas cobra lo mínimo, concretamente el 23,4% del total: 2.143.247 jubilados, de los que 1,44 millones, el 67,22%, son mujeres, y 702.564, hombres, el 32,8%. El dato de 1,44 millones de mujeres equivale al 31,8% de todas las mujeres pensionistas que hay en estos momentos en España.

Con los datos a 1 de febrero pasado, en España hay 9.170.515 pensionistas, de los que 4.633.622, el 50,52% son hombres y el resto, 4.536.858, son mujeres. Del total, 4,74 millones perciben una pensión por debajo del Salario Mínimo Interprofesional; 3,94 millones entre esa cantidad (15.876 euros anuales distribuidos en 14 pagas de 1.134 euros al mes), y apenas 491.200, el 5,35% del total, la pensión máxima, situada en los 3.175 euros brutos mensuales

Apenas se ha notado una leve mejoría en relación con los datos previos a la llegada de Sánchez a La Moncloa. El 1 de febrero de 2018 había 2,3 millones de pensionistas con pagas mínimas, lo que equivalía al 24,2% de la cifra total.

Importe de la pensión mínima

La pensión mínima para el presente ejercicio está fijada por el Ejecutivo en 11.553 euros anuales para los mayores de 65 años y en 14.466 para, cumpliendo ese requisito previo, tengan cónyuge a su cargo. Para quienes no hayan cumplido los 65 años, las cifras anuales se reducen a 10.808 euros, aunque permanece inalterada para los que tengan persona a cargo.

El problema no solo es que el porcentaje de pensionistas con pagas mínimas sea muy elevado, sino que hay provincias en las que se supera el 40% de todas las nóminas y en otras se reduce al 10%. La comunidad peor parada es Extremadura, donde el 42,1% del conjunto de sus pensionistas cobra la pensión mínima, por delante de Castilla-La Mancha, con el 34%, y Andalucía, con el 31,7%. En el otro extremo de la balanza se sitúa País Vasco, con apenas el 11,2% de sus pensionistas cobrando el nivel más bajo.

Si el análisis se circunscribe exclusivamente al ámbito femenino los porcentajes son verdaderamente alarmantes en determinadas comunidades autónomas y provincias. En el País Vasco, el 76,6% de los pensionistas que cobran las jubilaciones mínimas son mujeres; es decir, tres de cada cuatro. En Madrid, Navarra y Cataluña la proporción se sitúa en el entorno del 74,5%. Por provincias, Barcelona encabeza esta clasificación: el 76% de las jubilaciones mínimas es cobrado por mujeres. En Zaragoza, el 73%, y en Asturias, el 72,7%.

Las personas que cobran la pensión mínima suelen ser trabajadores con carreras laborales que han superado por poco el mínimo de quince años de cotización, con dos de ellos comprendidos dentro de los quince años anteriores al momento de la jubilación, y que además han cotizado por bases muy pequeñas. Los que no hayan cumplido estos requisitos únicamente pueden aspirar a una pensión no contributiva cumpliendo unas determinadas obligaciones de ingresos.

Deja un comentario