Desde el cariño personal: ¡para reir o para llorar! Casi un tabú: “LA PAGUITA” gaditana

“Lo peor del pícaro es que las picardías que inventa son jocosas, caen simpáticas y parecen perdonables.” Gregorio Marañón

“Una paguita es como una aspiración vital en esta provincia” José Blas Fernández, presidente del Consejo de Graduados Sociales de Andalucía, sede en Cádiz.

Desde 2008, año de la irrupción de la crisis en España, hasta el 1 enero de 2018, Cádiz es la provincia española donde más pensiones por incapacidades absolutas se han concedido de todo el país.En la última década, según el INSS, una de cada cuatro personas que han empezado a recibir una pensión vitalicia por no poder trabajar era gaditana. Representa un 25 % del total, pese a que los 1,24 millones de gaditanos suponen sólo un 2,7% de españoles.

Pero, ¿será mera casualidad o interviene la picaresca? Las cifras señalan a lo segundo. En dicho período de diez años, España ha pasado de tener, en números redondos, unos 915.000 incapacitados laborales a contar con 950.000. Son 35.000 más. En la misma franja temporal, Cádiz, que no ha bajado del 25% de paro (2008) y ha sufrido picos de hasta el 35 % (2013), ha visto cómo se incrementaba el número de incapacitados permanentes en 8.500 personas.

En 2008, Cádiz sumaba 31.000 incapacitados laborales. El pasado 1 de enero eran casi 40.000. De media, cada uno de ellos cobran 960 €.

Convertida en la provincia con más paro de España desde hace décadas, no es descabellado pensar que la gente ha encontrado en este tipo de estafa una salida para salir adelante.

Abogados, mutuas y detectives piensan que los intentos de fraude se han disparado desde 2008, con la llegada de la crisis a España. “Muchos listos han encontrado una forma de conseguirse una paguita”. En Cádiz siempre se ha dicho que “hay sordos de los astilleros que escuchan muy bien”.

Franco, en el origen

José Blas Fernández tras 50 años de profesión y de entrar en contacto con muchas personas de baja laboral, dice conocer muy bien la idiosincrasia de la ciudad y de la provincia.

Quizás, la frase que más haya escuchado en mi despacho es: ¿Y cómo ve mi caso para una paguita? Suelen ser personas de más de 50 años, sin trabajo, que buscan tener una buena calidad de vida cuando aún le queda un tiempo para jubilarse“, explica.

Fernández asegura que en Cádiz se generó “una cultura de la paga del Estado” con el cambio hacia la democracia. Explica que durante el franquismo se fomentó la intervención pública del Estado en la provincia, potenciando los astilleros, la antigua tabacalera y llenando la ciudad de funcionarios.

Fernández tiene muy claro cuándo empezó todo: “En 1947, tras la explosión del polvorín, el Estado aterrizó en Cádiz con toda una batería de industrias públicas. Lo público estaba omnipresente en Cádiz. Cádiz vivía del Estado. Cuando en los 60 empezó a sobrar personal se arregló con los montepíos. De generación en generación se ha ido cultivando la cultura de la paguita. “. Hay que tener en cuenta que la Bahía cuenta con unos astilleros importantes, y que la famosa reconversión naval se hizo sobre la base de la Seguridad Social. Las incapacidades se utilizaron como un mecanismo suave de reconversión en el sector público.

Esa experiencia ha desarrollado un alto conocimiento de los procedimientos para obtener el gran trofeo:  la Incapacidad Permanente Absoluta (IPA), que ni tributa a Hacienda ni responde ante nadie. Simplemente se cobra

Con la posterior integración en la UE, se limitó mucho lo público y se empezó a eliminar puestos de trabajo y empresas que iban de la mano del Estado. Para que no hubiese un trauma social se buscó la fórmula de jubilar a la gente de una manera encubierta.Se optó por concederles una incapacidad permanente absoluta, que no cotiza ni da cuentas a Hacienda, a diferencia de la pensión de jubilación”

“Todo ello ha generado una cultura de la paguita en la provincia. El gaditano lleva inoculado en la sangre ese, digamos, veneno. En mi despacho, yo he llegado a tramitar un incapacidad absoluta por una cervicoartrosis. Hace ya muchos años, pero hoy sería imposible. Lo tendría cualquiera que trabajara delante de un ordenador muchas horas al día.”.

“Desmontar las mentiras de los falsos inválidos es un negocio pujante en Cádiz”, dice uno de los dos socios de un despacho de detectives gaditano. “Cada mes, nos llegan al menos cuatro peticiones de la mutua”. Recuerdan algunos casos llamativos. Dicen que una vez tuvieron que meterse en una clase de spinning de un gimnasio para poder grabar a un piloto de avión que decía que no tenía fuerzas para mover los mandos del avión. Pero él bien que se ponía de pie en la bici y sostenía su peso con ellos”, explican. “Lo más complicado de todo es pillar a la gente de los pueblos pequeños, como son lo de la sierra de Cádiz (El Bosque, Grazalema, Benamahoma…). Barbate, donde hay mucho paro, tampoco es sencillo. Allí todo el mundo se conoce las caras y los coches. Si por la ventana ven a alguien raro o algún vehículo que no conocen, simplemente no salen a la calle”.

Mira, mira cómo aparenta que tiene los brazos como caídos, sin fuerzas -dice el detective mirando la pantalla de su ordenador-. Parece como si uno sostuviera al otro en el abdomen. No lleva el gesto lógico al caminar, acompasando los brazos con las piernas. Pero luego verás… A veces es de risa”. El hombre que aparece en la pantalla ronda los 55 años. Se le ve detener su caminar antes de salir por la puerta de la tasca en la que ha tomado café. Receloso, mira a ambos lados de la calle y rebusca dentro de los coches a través de los cristales. Como parece que no ha visto nada ni nadie sospechoso, comienza a caminar por la acera. La grabación se produce en un pueblo cualquiera de la provincia de Cádiz. El hombre es un falso inválido. Lleva meses de baja. Ahora busca que su mutua le conceda una pensión vitalicia por una incapacidad laboral absoluta. Ante los médicos de su mutua y ante el de la Seguridad Social, sostiene que, tras sufrir un accidente laboral, su brazo izquierdo le ha quedado casi inútil: no tiene apenas movilidad y no puede cargar peso. La rehabilitación, pese a asistir cada día, tampoco da frutos. Al menos eso asegura él, que da gritos de dolor exagerados cada vez que le toca un fisioterapeuta. Pero esa tarde lo vigila desde hace horas un detective privado contratado por su mutua.En bases a las pruebas médicas a las que le ha sometido, sospecha que en hombre miente y que exagera su dolor. El hombre nunca vio al investigador escondido en el asiento trasero de un pequeño coche con las lunas tintadas. El detective le siguió el rastro durante un par de jornadas más. Hasta que desmontó su mentira: vio cómo subía con su brazo izquierdo la persiana metálica de un taller ilegal de coches al queacudía allí cada tarde a trabajar reparando motores, cambiando ruedas y limpiando filtros de aceite. “Bingo”, dijo el investigador al confirmar que era un embustero. Fue cazado.

He tenido un caso de un parado que está intentando conseguir la paga por una lesión en la espalda, pero con un esguince de grado uno, que es algo que a determinada edad lo tenemos todos. Ha pasado por valoraciones en Cádiz, ha fracasado, y se ha ido a Granada y a Málaga. Y creo que ahora va por la séptima intentona. La está buscando en Barcelona porque puedes intentarlo en todo el territorio nacional. Debe de ser de las pocas cosas en la que no hay fronteras autónomas. Si todo el esfuerzo que dedica a conseguir la paguita lo dedicara a buscar curro hace tiempo que lo tendría”.

Uno de los casos más comentados en la provincia se trataba de una trabajadora de Diputación que en 1999 se quedó con 40 millones de pesetas de fondos del PER. Al ser descubierta, devolvió el dinero e inició un proceso de incapacitación alegando cleptomanía con el respaldo pericial de una psiquiatra. Uno de los abogados que llevó el caso lo tiene fresco: “Fue muy impresionante. Abría cuentas en los bancos y metía el dinero que sustraía y se llevaba los regalos que entonces daban los bancos, vajillas y esas cosas. Creo recordar que había antecedentes en la familia de sustraer cosas. No sé cómo lo consiguió, pero la argumentación fue brillante. Obtuvo una incapacidad absoluta. Su marido lo ganaba bien como ingeniero y ella tenía buenos contactos en el partido, en el PSOE, con lo que el asunto se tapó y se fueron a vivir al Norte. Que yo sepa, la chica sigue cobrando la paguita, aunque no sé si sigue siendo cleptómana”.

La Inspección de Trabajo admite que las incapacidades sirven de “refugio” contra el desempleo

La Inspección de Trabajo admite que la provincia de Cádiz presenta un número excesivo de pensiones de incapacidad absoluta en relación con su población, las cuales se han convertido en un “refugio” para los trabajadores por los altos niveles de desempleo. “Es una provincia complicada y es verdad que tenemos muchas incapacidades“, señala el jefe de la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social en Cádiz, Eugenio Santa-Bárbara Martínez y resalta que cuando no hay alternativas en el mercado laboral, “muchos trabajadores se refugian en recursos del sistema, llamémoslo prestaciones asistenciales, pensiones de incapacidad o jubilaciones anticipadas. La clave es que la provincia sea capaz de ofrecer oportunidades de empleo a todos los trabajadores“.

Martínez dibuja el perfil del pensionista por enfermedad laboral en la provincia. “Lo más habitual es que te encuentres con un trabajador en paro de unos 55 años. En realidad, se ha estado trabajando la absoluta toda la vida. Aquí, en los astilleros, se ha trabajado con la granalla, un metal reducido a granos pequeños para la fundición. Era algo que no quería nadie en Europa, sólo se hacía aquí. Aquello provocaba algo parecido a la silicosis. Todavía se han dado en los últimos años invalideces por un barco cargado de amianto que llegó a Cádiz hace casi cuarenta años. Las enfermedades han estado ahí, se han ido larvando, pero no te vas a poner a cobrarla cuando has encontrado un curro poniendo tejas por el que cobras 3.000 € al mes. Y la construcción se desmoronó y a los 40 y tantos todavía encontrabas un trabajo de camarero por 600 € y te hacías con la total y te defendías en negro con las chapuzas. Pero a partir de los 55 nadie te va a dar trabajo. Vas a que te valoren y, en realidad, ya lo tienes todo: la silicosis, el amianto y la espalda. Es tu momento. Los datos de incapacidad de Cádiz se explican en las tablas de los datos del paro de mayores de 40 años”.

Pagan justos por pecadores”

Aunque desde el INSS no se ha ofrecido información pública al respecto, entre graduados sociales, abogados y los propios afectados no hay duda de que existe un empeño para destapar a los inválidos que falsean su estado de salud, aunque por el camino salgan malparados los verdaderos enfermos.

Esto no lo había visto jamás en los 50 años que llevo ejerciendo la profesión“, explica José Blas Fernández, presidente del colegio de Graduados Sociales de Cádiz. “Se están creando unos problemas terribles. Dichos contratiempos se deben a que la Tesorería de la Seguridad Social, en bancarrota, ha iniciado una campaña para acabar con el fraude de los supuestos falsos enfermos gaditanos”.

¿La razón que hay detrás de este sigiloso movimiento de la Seguridad Social? “A mi juicio no hay duda de que se está metiendo mano donde más pagas por incapacidad hay y donde se piensa que puede haber más fraude”, explica Germán Bernal, abogado gaditano a cuyo bufete han llegado varios casos, como el del hombre en depresión que perdió a su hijo y le retiraron la paga la fecha que le estaban extirpando un tumor en el hospital. “No hay dinero en la caja y todo lo que se puedan ahorrar, lo van a hacer. Pero en ese movimiento están pagando justos por pecadores”, dice el letrado.

En las mutuas, que se resignan a su derrota en un territorio tan deficitario como Cádiz, se admite que no todo es fraude, pero es un terreno muy subjetivo. “¿Has mirado la EPA? Ahí tienes todas las razones. Las incapacidades no son más que una red de cobertura social encubierta para una provincia dejada de la mano de Dios. ¿Qué haces con Cádiz? La das por imposible y le das una paguita. 40.000 paguitas.

Fuentes:

El Diario de Cádiz

www.diariodecadiz.es/noticias-provincia-cadiz/paguita-Enfoque-domingo_0_1280272584.html

www.diariodecadiz.es/opinion/articulos/paguita_0_1369063170.html

www.diariodecadiz.es/noticias-provincia-cadiz/Inspeccion-Trabajo-paguita-desempleo-Cadiz_0_1367863474.html

El Español

www.elespanol.com/reportajes/20190629/juana-victimas-brujas-ss-cadiz-falsos-invalidos/409709957_0.html

www.elespanol.com/reportajes/20180915/mecanicos-mancos-albaniles-tullidos-invalidos-pension-cadiz/337967294_0.html

AQUÍ PUEDES DESCARGARTE LA FICHA COMPLETA

Descarga la ficha en PDF

y sin marcas de agua

2
Deja tu comentario

avatar
2 Conversaciones
0 Respuestas
1 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Conversación más activa
1 Comment authors
JIHG Autores recientes
  Suscribirme  
Recientes Antiguos Más Votado
Notificarme de

Servicios Profesionales

Si tu caso requiere de una atención profesional, somos tu equipo para ayudarte a resolverlo.

Servicios Profesionales

Recibe atención por email o presencial. Te ofrecemos dos opciones.

Te regalamos nuestro libro GRATIS