Boom de autónomos mayores de 60 años: 3.000 se dan de alta cada mes para completar la pensión

Más de medio millón de autónomos tienen 60 años o más. La cifra crece, entre otros, por los que se dan de alta hasta poder jubilarse o los que compaginan la pensión con un trabajo

Los autónomos mayores de 60 años crecen cada mes. La afiliación al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) en este tramo de edad crece en unas 3.000 personas cada mes y se encamina ya hacia el millón de trabajadores.

 

En el último mes de junio hubo de media 564.000 autónomos con 60 años o más dados de alta en la Seguridad Social. Es el máximo de la serie histórica, que arranca en 2012. Respecto al año pasado han aumentado en 28.500 personas. En cinco años, en 127.000.

 

Este incremento ha provocado que el colectivo de autónomos de mayor edad, aquellos denominados ‘senior’, representen ya un 17% del total, también el peso más elevado de la serie histórica que publica la Tesorería General de la Seguridad Social.

 

Los autónomos de mayor edad crecen por varios motivos. El primero es el envejecimiento natural de los trabajadores que han saltado al último grupo de edad en los últimos años antes de su jubilación. De hecho, son aquellos con entre 30 y 45 años los que se han reducido.

 

Autónomos y jubilación

Otra razón cada vez más común es que los asalariados de avanzada edad que se quedan sin trabajo y todavía no pueden jubilarse optan por hacerse autónomos hasta que cumplen la edad y el periodo de cotización obligatorio.

También están aquellos que optan por la jubilación activa. Es decir, que deciden continuar trabajando mientras cobran un porcentaje de su pensión. Ser autónomo es la opción más sencilla para hacerlo, sin necesidad de alcanzar un acuerdo con una empresa.

Por último, está la jubilación demorada, que premia (especialmente desde 2022) a los trabajadores que podrían retirarse pero lo retrasan para cobrar incentivos. Una opción interesante para aquellos autónomos que han cotizado por bases muy bajas y si se jubilaran cobrarían una pensión reducida.

Los trabajadores ‘senior’ aumentan especialmente entre los autónomos, pero también entre los asalariados. 2,1 millones de personas con 60 años o más estaban dadas de alta en la Seguridad Social en junio, el doble que hace una década.

 

La edad ordinaria de retiro se fijó en los 65 años en el año 1919 y no se había modificado hasta 2011, cuando la reforma de pensiones acordada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero reguló su retraso gradual durante 15 años, hasta alcanzar los 67 años en 2027. 

Desde 2013 se han ido aumentado los años cotizados necesarios para jubilarse a los 65, así como la edad de jubilación en caso de no cumplir con esos años. En 2013 un trabajador se jubilaba a los 65 años si había cotizado 35 años y 3 meses. Si había cotizado menos, ese momento se retrasaba un mes.

En 2016 ya se necesitaban 36 años cotizados para jubilarse a los 65 o había que esperar cuatro meses más. En 2024 el periodo de cotización va por los 38 años y la edad de jubilación en caso de no cumplirlo, por los 66 años y 6 meses.

Fuente: Vozpopuli Boom de autónomos mayores de 60 años: 3.000 se dan de alta cada mes para completar la pensión (vozpopuli.com)

Deja un comentario