Ayudas para la natalidad, en el olvido: la deducción por maternidad lleva desde 16 años sin subidas y la de familia numerosa, 8 años

Las cuantías base de ambas están fijadas en 100 euros mensuales desde que se crearon. Acumulan una pérdida de poder adquisitivo del 38% y del 21%, respectivamente, por el encarecimiento de la vida

La natalidad y la sostenibilidad del sistema de pensiones son dos de los grandes retos a los que se enfrenta la economía española. Sin embargo, ni la deducción por maternidad ni la deducción por familia numerosa han experimentado un incremento de sus cuantías base desde que se pusieron en marcha, en 2007 y 2015, respectivamente, pese al incremento del coste de la vida.

Mientras, otras prestaciones y ayudas se revalorizan con la inflación, como las pensiones contributivas (+8,5%), o por encima, como las no contributivas y el Ingreso Mínimo Vital (+15%), o con Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), que en 2023 subió un 3,6% (de los 579,02 euros mensuales a 600 euros) elevando en consecuencia las prestaciones ligadas a este índice, como el paro, el subsidio para mayores de 52 años, el subsidio por desempleo o la Renta de Inserción Activa. Teniendo en cuenta que el IPC ha subido desde enero de 2007 a mayo de 2023 un 37,7%, la deducción por maternidad ha perdido esa misma cifra de poder adquisitivo, mientras que la deducción por familia numerosa ha perdido desde 2015 un 21,2% de poder de compra.

Lo que sí han sufrido ambas deducciones son modificaciones para mejorar su alcance. En concreto, la deducción por maternidad se introdujo con la Ley 35/2006 y está en vigor desde el 1 de enero de 2007. Esta deducción establece que las madres trabajadoras pueden deducirse hasta 1.200 euros en la cuota diferencial de la declaración de la Renta hasta que su hijo cumple tres años, aunque también se puede disfrutar de forma anticipada cobrando 100 euros mensuales. La deducción se modificó por la Ley 6/2018 de 3 de julio, con efectos a 1 de enero de 2018, para incluir la deducción por guarderías, de hasta 1.000 euros anuales, que se solicitan en la declaración, ya que no tiene pago anticipado. La última mejora se introdujo en 2023.

Hasta el año pasado, como la deducción estaba vinculada al desarrollo de una actividad por cuenta propia o ajena, tanto a tiempo completo como parcial, si la madre entraba en ERTE total (no de reducción de jornada) o era despedida, perdía el derecho a cobro durante los meses que permaneciera inactiva. Sin embargo, los Presupuestos Generales del Estado de 2023 modificaron su redacción para permitir que también perciban los 100 euros mensuales las madres que en el momento del nacimiento del menor estén cobrando una prestación del SEPE o que en dicho momento o en un momento posterior estén dadas de alta en la Seguridad Social o mutualidad alternativa.

Por su parte, la deducción por familia numerosa entró en vigor el 1 de enero de 2015, también con una cuantía de 100 euros al mes, siempre que el solicitante realizara una actividad, pero a finales de febrero de ese año se modificó con efecto retroactivo para que también tuvieran derecho los pensionistas y beneficiarios de las prestaciones del SEPE. También se incluyó poco después a las familias monoparentales para quedar las cuantías de esta forma: 1.200 euros anuales para una familia numerosa, 2.400 euros si es numerosa de categoría especial, 1.200 euros para una familia monoparental con dos hijos y 1.200 euros por cada descendiente o ascendiente con discapacidad. El único incremento, aunque no de la cuantía base, se produjo el 5 de julio de 2018, con la ley de Presupuestos, en la que se añadieron 600 euros al año por cada hijo que exceda el número mínimo para que la familia adquiera la condición de numerosa.

Sumar propone una prestación por crianza de 200 euros mensuales hasta los 18 años

Tanto el PP como el PSOE recogen en sus programas electorales políticas para mejorar la conciliación, avanzar en los permisos de paternidad y maternidad, mayor apoyo a las familias monoparentales y mejorar la prestación por hijo a cargo (ampliando su cobro desde el quinto mes de embarazo en el caso del PP), aunque no proponen aumentar estas deducciones. En cuanto a familias numerosas, el PP plantea extender el título hasta que el último de los hijos cumpla 26 años y se compromete a recuperar la bonificación de hasta el 45% de las cuotas de la Seguridad Social para contratar a trabajadores del hogar. En cambio, el PSOE estudia quitar el bono social energético a las familias numerosas que ingresen más de 26.000 euros al año.

En cuanto a la deducción de maternidad, es Sumar quien propone un cambio en su cuantía. El partido de Yolanda Díaz recoge en su programa unificar las actuales prestaciones por hijo a cargo, el complemento por ayuda a la infancia del IMV y la deducción por maternidad en una nueva prestación universal por cada hijo menor de 18 años que sería de 200 euros al mes. Vox, por su parte, quiere implementar deducciones para la contratación de madres y bonificar el coste para las empresas durante el embarazo, así como bonificaciones fiscales para familias numerosas y reducir sus impuestos sobre los suministros del hogar.

Fuente: La Razon Ayudas para la natalidad, en el olvido: la deducción por maternidad lleva desde 16 años sin subidas y la de familia numerosa, 8 años (larazon.es)

Deja un comentario